manipulacion

LA CIUDAD SALE A MARCHAR SIN TON NI SON


Las marchas civiles buscan por lo general hacer visible un tema que puede ser de ámbito, económico, social, político, racial, cultural, en fin, muchos son los motivos en encabezan una marcha con el fin de generar conciencia, pero también se marcha  para pedir, para exigir, para reclamar algo, y por lo general se marcha para que el Estado de una respuesta.

Ahora bien, si una marcha no se hace para generar algún tipo de conciencia o para exigir una respuesta del Estado, dicha marcha se hace sin motivo, ocasión, causa, fuera de orden y medida o mejor dicho sin ton ni son, como la marcha que convoca el Concejo de Pasto para el día de hoy, pues esta solo busca tender un manto sobre la inoperancia de la Administración y sobre la falta de control a la misma.

¡Claro!,  No siempre se espera una respuesta del Estado, como en las marchas realizadas el  4 de febrero de 2008  que se denominaron “un millón de voces contra las farc”, estas marchas no perseguían una respuesta Estatal, sino repudiar el actuar de este grupo  (las farc) al margen de la ley y dejarles claro que no son ningún ejercito del pueblo como se autodenominan.

Un ejemplo cercano de una marcha que busca generar conciencia, es la llevada a cabo en nuestro municipio el pasado domingo donde cientos de personas se reunieron, para que la gente entendiera que a los animales no se les debe maltratar y que hay personas dispuestas a protegerlos.

En los últimos días, se dio a conocer   una nueva convocatoria a marchar, la cual era promovida por el Concejo de Pasto para hoy viernes 18 de febrero, para exigir a la Administración  que controle los índices de violencia que azotan a nuestro municipio,  la corporación, emitió un comunicado en el cual expresan:

“La delincuencia y la situación de inseguridad que en los últimos años padecemos los habitantes del Municipio de Pasto es insostenible y no puede prolongarse por más tiempo.

La vida y la tranquilidad ciudadana son derechos que las sociedades han construido a través del tiempo; por eso, una de las principales obligaciones del Estado y sus Organismos de Seguridad es controlar la violencia y garantizar la seguridad de la ciudadanía en su integralidad. Esta responsabilidad  es una de las competencias básicas de la Administración Pública que tiene como objetivo evitar que nos tomemos la justicia por nuestras manos, con todo y las consecuencias que ello conllevaría.

Aunque las razones que expresa el Concejo son muy validas y ciertas,  no es promoviendo marchas, como una corporación publica como el Concejo de Pasto hace control a las funciones de la Administración, sino que cumplen sus funciones los señores concejales ejerciendo control político y presentando propuestas al municipio.

Pero hagamos de cuenta que la convocatoria de parte del Concejo de Pasto a marchar era justificada, que el control político no fue atendido y que las propuestas (como mínimo 19, una por concejal) tampoco fueron escuchadas por parte de la Administración.

Como consecuencia, diríamos que vamos a atender el llamado del Concejo a marchar y que dicha marcha va a ser para exigir, para pedirle al señor Alcalde que tome las medidas para mejorar nuestra seguridad, no es para generar conciencia sobre  la delincuencia y la situación de inseguridad en la sociedad civil, pues como bien lo dice el Concejo “es un problema insostenible”, todos  lo conocemos y padecemos,  todos cargamos con el, todos o la gran mayoría hemos sido victimas de la delincuencia e inseguridad. Vamos a reclamar que la Administración se pronuncie, que actué.

Cuando todo estaba dispuesto, la Alcaldía de Pasto en un comunicado, no se adelanto a brindar alternativas de solución a la problemática, sino que manifestó que se uniría a la marcha, su escueto comunicado dice:

“A la jornada se sumará la Administración Local que no ha dudado un solo momento para expresar su voz de rechazo a los actos violentos y llamar a los enemigos de la paz para desarmen sus espíritus y entreguen sus armas.”

Solo queda preguntarnos, si la Alcaldía a quien se le exigiría cumplir con sus obligaciones de controlar la violencia y garantizar la seguridad se va a unir a la marcha, ¿ a quien vamos a exigir? ¿ de quien esperar respuesta? ¿para que marchar?, es como si el presidente Santos se uniera al paro de camioneros y utilizara sus carros blindados para bloquear las calles.

La respuesta de la Alcaldía es sumarse a la marcha y esperar a que los delincuentes desarmen sus espíritus, sino se logro generar conciencia en aquel grupo al margen de la ley (farc) marchando tantos millones de personas en el mundo, menos conciencia se puede lograr en unos tristes delincuentes que actúan así por hambre, por falta de empleo, por falta de educación, por desatención de la juventud.

Los ciudadanos no podemos ser instrumentos para tapar la inoperancia de la Administración Municipal, ni para justificar quietud del Concejo Municipal, no se puede pedir corresponsabilidad de la sociedad civil, cuando el mismo Estado no es responsable.

 

JUAN CARLOS CARDENAS

juancarloscardenas@live.com

Ciudadano

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s